9 mar. 2016

FINANZAS: Como hacerse rico con tres sencillos pasos


En este post comparto contigo una sencilla formula extraída de experiencias personales  reales   de exitosos empresarios que ha servido a millones de personas  alrededor del mundo.


Por Félix Rodri
Para hacerse rico no es necesario poseer importantes títulos profesionales ni ser un experto en las finanzas o en las inversiones; no es necesario ni siquiera tener un gran capital para poder aspirar a ser un gran empresario. Muchos de los hombres más ricos del mundo son hasta analfabetos, muchos ni siquiera terminaron sus estudios secundarios y mucho menos pisaron importantes universidades; por lo mismo, mientras que algunos de los dueños de las grandes corporaciones o reconocidas empresas apenas terminaron la secundaria, quienes sí estudiaron muchos años para conseguir el ansiado título profesional, son sus empleados ¿Pero cómo lo hicieron?
En este post comparto contigo una sencilla formula extraída de experiencias personales  reales   de exitosos empresarios que ha servido a millones de personas para convertirse en exitosos empresarios alrededor del mundo.

¿Sabía usted que las fortunas más grandes del mundo empezaron solo con un dólar? Así es; en realidad el secreto del éxito estuvo siempre frente a nuestras narices pero muchos no nos damos cuenta y lo dejamos pasar; espero que este articulo les sirva a muchos para que se den cuenta lo sencillo que es ser exitoso en el campo de las finanzas y las inversiones, claro, los únicos requisitos que se requieren para ello es un poco de sacrificio y disciplina en el fiel cumplimiento de los tres pasos a seguir para lograr los objetivos en el plazo más corto.

PRIMER PASO: TRABAJO
Busca un trabajo bien reenumerado y dedícale mucho esmero. Si estas casado (a) o tienes una pareja que está decidido(a) en acompañarte en este proyecto, seria genial, ambos formen una sociedad y los dos pongan lo mejor de su esfuerzo en lograr las metas. Es  aconsejable empezar este primer paso lo más jóvenes posibles, pero en realidad la edad no tiene mucha importancia, todo se puede si hay voluntad y disciplina. Este paso es la base de todo lo que, en un futuro, podrás conseguir, para ello INVIERTE 3, 4 O 5 AÑOS DE TU VIDA AL TRABAJO con mucha dedicación y esmero, teniendo siempre en mente que lo mejor estará próximamente a tu alcance si logras cumplir este objetivo.
SEGUNDO PASO: AHORRO
Abre una cuenta de ahorros en un banco confiable y ahorra todo lo que puedas ahí, desde el primer momento y desde el primer centavo. Se recomienda, para el exitoso cumplimiento de este paso, prescindir de gastos innecesarios y vánales. No llenes tu casa de artefactos que en un año pasaran de moda, no gastes en ropa cara o en artículos de belleza, no compres celulares modernos que, al final, solo sirven para presumir y quitarnos tiempo valioso. Recuerda que son solo 5 años, luego de eso podrás darte el gusto de tener el lujo que quieras y comprarte el artefacto o la ropa que quieras.
TERCER PASO: INVERSIÓN
Este es el paso más delicado en el cual se recomienda tener mucho cuidado. Antes de invertir todo lo recaudado en esos 4 o 5 años de sacrificado trabajo y ahorro, has un estudio de mercado, no te lances a ciegas a invertir en un negocio cualquiera, para eso no es necesario contratar a un experto, puedes hacerlo tú mismo; pregunta, averigua, investiga, busca. Recuerda: el primer objetivo de todo negocio es recuperar la inversión en el más corto plazo. También expertos recomiendan que tu negocio, para ser exitoso, debe estar ligado, de alguna manera, a algo que a ti te apasione, eso te permitirá desarrollarte a gusto. Si te gusta la música, crea un negocio ligado a la música. Si te gusta la gastronomía, invierte en un negocio ligado a ello. Si te atrae la tecnología invierte en una tienda de venta de artefactos y tecnología en general.
Y nunca olvides estos tres pasos:
Trabajo
Ahorro
Inversión
No existen títulos profesionales, no existen rituales mágicos o fórmulas matemáticas, si tú deseas, hoy mismo puedes empezar a dar el primer paso para ser, en un futuro no muy distante, un acaudalado y exitoso empresario siguiendo estos tres sencillos pasos. Pero también recuerda que tu objetivo no debe ser la acumulación de riquezas, si no debe ser el cumplir tus sueños y ayudar a cumplir el sueño de otros, la codicia puede ser tu fracaso.
Si te pareció interesante este post, compártelo.
Anuncios:
Publicar un comentario