22 may. 2016

POLÍTICA: Entre un moco yanqui y una baba japonesa ¿A cuál elegimos compatriotas?


Hay que tener los ojos bien abiertos y no dejarse llevar por manipulaciones mediáticas y sospechosas que se crean para salvaguardar ciertos intereses.

Por Félix Rodri
¿O entregamos al Perú a un agente yanqui o a una  japonesa ligada a la corrupción?
Estamos en este gran dilema  gracias a unos cuantos imbéciles que votaron por Gregorio Santos, no por que este sea una mala opción,  sino porque hubiera sido mejor  sumar esos votos y hacer pasar a Verónica Mendoza a la segunda vuelta que era una opción necesaria y urgente porque, probablemente, con esa opción hubiéramos ido por el mismo camino del progreso por donde se encamina Bolivia con nuestra milenaria filosofía andina del “allin kawsay” (vivir bien), salvaguardando nuestros recursos naturales y resaltando a nuestra gente y nuestra  cultura, claro, para los mediocres neoliberales invertir en la sociedad y en la cultura es populismo, dicen eso porque ellos quieren caos y una sociedad ignorante porque viven de ello como parásitos, ellos no generan la pobreza, ellos la cultivan; siembran la semilla, la cuidan y lo nutren porque de eso se alimentan, es por eso que se empeñan en mantener el caos, en generar ignorancia dándole al pueblo solo dadivas y falsas promesas ¡No seas uno más de esa estadística compatriota!